¿Cómo te cuida la sidra?

sidra asturias
Fuente: artesaniaasturiana.com

Las entrañas de Asturias se componen de roca y carbón y por sus arterias, inevitablemente, corre un torrente de sidra. Pocas regiones españolas (tal vez La Rioja) son asociadas a una bebida de manera tan directa. Las sidrerías de Asturias son lugar de encuentro, reunión y risas para los habitantes de esta región que entre culín, escanciado y pincho olvidan los problemas, líos y tensiones del día a día.

En Asturias se producen en torno a 30 millones de litros de sidra cada año. Esta bebida alcohólica producida a partir de la manzana tiene una serie de beneficios para el que la consume (con moderación, como todo en esta vida) que van más allá de la desinhibición.

La sidra y la dieta

Uno de los principales problemas del alcohol para la salud es el de la cantidad de calorías que aporta. En efecto, el alcohol es rico en azúcares y, además, interrumpe el proceso natural de quema de grasas del cuerpo y, por tanto, hace que acumulemos lípidos en lugar de consumirlos. La sidra es una bebida con una graduación relativamente baja y que, además, tiene un aporte calórico muy reducido con respecto a otras. En el siguiente gráfico puedes ver una información sobre el aporte nutricional de la sidra.

aporte calorico sidra
Fuente: http://www.dietas.net/

Por poner un ejemplo, un culín de sidra tiene la mitad de calorías que una medida de whisky, cuatro veces menos que una pinta de cerveza y la mitad que un vaso de vino blanco.

Una bebida diurética

Más del 90% de la sidra es agua. Estamos ante una bebida que, consumida con moderación, es diurética, depurativa y que, como reza el mítico cartel que ilustra el post de hoy “méxase bien”. En este sentido, al ayudar a que el riñón trabaje, contribuye a evitar que se formen cálculos en el riñón. Del mismo modo, muchos estudios han apuntado que algunos antioxidantes de la sidra tienen propiedades anticancerígenas y, asimismo, ayudan a mejorar la salud cardiovascular.

Y es que, en palabras prestadas de Vital Aza:

“Hay quien suele decir que es irritante,
que hay que beber muy poca. ¡Qué simpleza!
¡Si no se sube nunca a la cabeza!
Se bebe y se desbebe en un instante.
¿Qué emborracha decís? ¡Qué poca lacha!”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s