Restaurante La Mina (Colloto)

restaurantes colloto

En la localidad de Colloto hay un buen número de sidrerías y restaurantes muy recomendables y económicamente asequibles. La cercanía a Oviedo de esta localidad los convierte en plazas estratégicas si uno quiere alejarse del bullicio de la capital asturiana para comer o cenar y, aún así, poder volver a una hora prudente a tomar una copa por la ciudad. Uno de esos recomendables restaurantes de Colloto que ofrecen buenos platos a precios atractivos es La Mina.

Este local, situado en el número 1 de la calle Boca del Río, es uno de los establecimientos de restauración en Colloto más populares, y uno de los que más ha crecido en los últimos tiempos (de hecho, apenas tiene un año de existencia). Por semana, de martes a viernes, ofrece menús del “Picador” o del “Vigilante, por 10 y 16 euros. Uno de los puntos a favor de este local es el perfecto equilibrio que mantiene entre cocina tradicional asturiana y nuevos platos. Muchos establecimientos intentan ofrecer una carta cuya filosofía vaya en esa línea pero, habitualmente, acaban basculando más hacia una u otra opción. El equipo de cocineros, dirigido por Iván Gordaliza, consigue esa “cuadratura del círculo”. Desde un guiso de patatas con costillas a una hamburguesa de buey, pasando por su excelente selección de mariscos (probad el brick de centollo) o sus bombas picantes de buey, en este restaurante de Colloto se pueden degustar platos de siempre, con un saludable aire renovador.

La decoración del local, como no podría ser de otra manera, recuerda a una mina de carbón (con sus vagones y todo). Incluso los camareros, muy eficientes y rápidos, van ataviados con monos azules como si estuvieran en el tajo. El comedor es espacioso y, además, cuenta con una amplia terraza. Lo dicho, si os acercáis por Colloto y queréis comer bien, barato y con un toque da calidad, apostad por La Mina de Colloto.

Café bar La Fragua (Gijón)

bares gijonLo primero que llama la atención al llegar al café bar La Fragua, situado en la avenida de la Costa, 41, es el imponente vikingo que recibe a los clientes en la puerta del establecimiento. La estatua ya nos da una idea de las bebidas que podemos encontrar en su interior. Y es que La Fragua es uno de los pocos bares en Gijón en el que sirven hidromiel y, como no podía ser de otra formal, en cuerno. Hay tres sabores: semi-seco, dulce y afrutado, que se sirven en cuernos de diferente tamaño. Una bebida legendaria reservada para los más valientes, ya que su graduación alcohólica alcanza los 10 grados.

bares gijonOtra bebida original que encontramos en La Fragua es la sidra de frutas. Por un lado, está la sidra de pera y, por otro, la de lima y fresa. Muy refrescantes y a buen precio (tres euros). Además, el establecimiento ofrece una amplia variedad de cervezas de importación, como Gulden Draak, St. Bernardus y Paulaner, entre otras. El lugar es acogedor y es uno de los rincones preferidos por los aficionados a los deportes para ver los encuentros. Para acompañar las bebidas espirituosas, La Fragua sirve bocadillos y tapas. Abierto en 1998, este bar de Gijón es ya un local imprescindible en el centro de la ciudad.